The Feelies “Crazy Rhythms” (1980)

The_Feelies_Crazy_RhythmsQue nadie se lleve a engaño, The Feelies llegaron a ser todo lo que podían ser. Diseñada para las minorías, la banda alcanzó todo aquello que su particular visión nerviosa del rock les podía permitir. En cierta manera, la vida fue justa con ellos desde el inicio, ese micromundo al que se dirigían fue suyo rápidamente, erigiéndose ya de entrada como banda de culto con su álbum de debut, un “Crazy Rhythms” que dejaba claro que entre el punk, el post-punk, la new wave y el rock de raíces de la época esto era otra cosa. Mercer, Million y compañía adaptaron todas las influencias del momento y las catalizaron con un primitivismo que cogió a todos por sorpresa. Como una versión salvaje de un ente híbrido que maneja las formas de The Velvet Underground, The Talking Heads y Television, The Feelies eran puro nervio basado en el ritmo frenético pero a la vez dialogante de las guitarras y de una batería que recoge las formas de Joy Division. Con estos atributos se presentaban los americanos, una banda de la que se tendrían noticias a cuentagotas a partir de entonces pero que convirtieron en oro todo lo que tocaron, por eso a partir de aquí cada nuevo trabajo fue una bendición para la humanidad, alimentando su leyenda.

Como no podía ser de otra forma, “Crazy Rhythms” muestra sus cartas de forma apresurada y explícita con “The Boy With The Perpetual Nervousness”. Desde el inicio queda claro que aquí no hay trampa ni cartón. Pasando lista a muchas de las características únicas de la banda, el tema inicial se desarrolla en un doble crescendo de volumen y rapidez, con guitarras entrelazadas que escupen riffs nerviosos y rítmicos y con un timbal que marca la conexión entre el suspense inicial y la canción. Todo un despliegue de energía que pone al oyente en situación. Después llega su clásico “Fa Ce La”, una miniatura pop de dos minutos de duración con un uso primitivo pero audaz de todos los instrumentos y cuyo reduccionismo llega hasta las letras, “todo va bien” nos dicen. “Loveless Love” es otro ejercicio de hinchamiento de vena a medida que avanzan los minutos incorporando ritmos escurridizos y punteos serpenteantes al nervio general. Ni rastro de Lorazepam o derivados en “Forces At Work”, “Original Love” o “Moskow Nights” en las que siguen enrabietados, y nueva muestra de su pasión por los crazy rhythms incluso a la hora de versionar a The Beatles con “Everybody’s Got Something To Hide (Except Me And My Monkey)” y en la homónima “Crazy Rhythms”, fantástica exposición del sonido de The Feelies. A los que optéis por la edición en CD os lleváis también la versión de “Paint It Black” de regalo a la que infunden una dosis extra de mala hostieja.

A partir de aquí, enganchados a otros proyectos, las noticias de la banda escasearon. No fue hasta seis años más tarde cuando nos llegó su segundo álbum “The Good Earth”, algo más reposado y con más inclinación hacia la música de raíces pero partiendo de las mismas coordenadas, y dos años después vio la luz “The Only Life”. Juntos, estos tres álbumes forman un tridente bestial, todos recomendables de principio a fin. Un mundo nuevo y excitante este de los ritmos locos.

Anuncios

Acerca de Bailar de arquitectura

Licenciado en sociología y postgrado en Técnico de Integración laboral. Profesional con amplia experiencia en el ámbito de la comunicación, tanto en la relación con medios de comunicación como en el uso de las nuevas tecnologías. Experto en creación de estrategias integrales de comunicación. También con experiencia desde los medios de comunicación, dirigiendo y presentando 150 programas de radio (25 de ámbito nacional y 125 de ámbito autonómico). Experto en gestión de proyectos. Especialmente en tres ámbitos: proyectos sociales, emprendedores y startups y cultura. Análisis e investigación. Responsable y/o creador de diversos estudios en el ámbito social y en el sector de las nuevas tecnologías. Community Manager. Responsable de la gestión de diversas comunidades virtuales, y la dinamización de un gran número de acciones como concursos, sorteos, recogida de ideas, etc. entre ellas destaca un caso de éxito en las redes sociales como los premios Responshabilízate.

  1. Á.

    Disco de la vida

    Me gusta

  2. De ésta y de las venideras

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s