Roger Bunn “Piece of Mind” (1969)

roger-bunn-piece-of-mind-158292“He visto cosas, tío”. Roger Bunn no era un militar excombatiente de la guerra del Vietnam, aunque su padre fuese un héroe de guerra, y tampoco era veterano, ya que tenía 27 años cuando publicó este “Piece of Mind”, pero había visto mundo y, lo más importante, lo había escuchado. Bunn era inglés y estuvo experimentando con la música en Alemania y en diversos lugares de oriente próximo, lo que sin duda definió e hizo única su música, aunque seguramente esto se deba más a la inquietud inicial de ir a buscarlo que por haber estado allí propiamente. Digo esto porque los viajecitos de músicos “iluminados” han sido en muchas ocasiones más una herramienta comercial que una herramienta creativa. No fue su caso, Roger Bunn ha visto cosas, y tenía mucho que decir.

Se empapó e interiorizó hasta la médula toda la información obtenida en sus viajes hasta el punto de tener graves problemas de filtrado y de descarte de influencias y de recursos. ¿Problemas? ¡Benditos problemas! “Piece of Mind” es un extrañísimo manual del encaje de estilos, donde todo tiene cabida y que da resultado como pocos. –No, oye, que menos es más- ¡Mentira! Para este disco no vale la frasecita. Maximalista en orquestación a ratos y minimalista cuando le place, describas como describas este disco tendrás parte de razón. Psicodelia, jazz y folk a raudales con un hilo conductor: la magia. Porque es la magia la que permite al disco ir desarrollando pequeñas inmersiones. Inmersiones caleidoscópicas en el blues, zambullidas lisérgicas en el country, incluso cierta visión ácida de la música clásica. Abrumador y sorprendente, “Piece of Mind” requiere forzosamente varias escuchas para captar toda su grandiosidad y algunas más para llegar a todos los recovecos decorados con pequeños detalles y minúsculos regalos para el oído. En este caso, más que canciones destacables sería más adecuado hablar de momentos cumbre, y para mí éstos son 4, comenzando por la inicial “Road to The Sun”, cercana espiritualmente al rock progresivo y a Robert Wyatt, “Crystal Tunnel”, folk inglés para locales de jazz, la nerviosa y escurridiza “Suffering Wheel” con cierto aroma a ¿rockabilly? ¿skiffle? ¿Soul?, y “Guido The Magician”, otra mezcla imposible de soul/folk/jazz. Este disco es especial, uno de esos puntos y aparte en la historia de la música.

Con todas estas características el disco estaba, por supuesto, ideado para el fracaso comercial y para pasar a ocupar su butaca reservada en la antesala de los olvidados con opciones a futuro disco de culto. De hecho, el carácter de Roger era el idóneo para que no se comiera un colín, por lo que se sabe era una persona bondadosa y solidaria y con firmes principios, algunos, a priori, menores, como el de no afeitarse. Si de entrada lo primero no tiene tirada mediática entre los aficionados a la música, lo segundo resultó ser todavía peor, ya que hubiera sido el guitarrista de Roxy Music de haberse depilado la cara, con lo que probablemente su historia sería muy distinta y su disco oculto no lo sería tanto. No seamos excesivamente duros con Brian Ferry, no es el primero ni el último al que ver un exceso de pelo le ha cortado el rollo. Además, también tuvo pretendientes de renombre, Paul McCartney por ejemplo, que lo adoraba. Ni con esas. Al final, no se puede luchar contra el marketing y mucho menos contra el mainstream. Por eso es una gran suerte contar la labor encomiable de Wah Wah Records en su en enorme sabiduría y buen gusto a la hora de rebuscar entre los cofres más polvorientos y publicar reediciones -todo su catálogo es un compendio de discos ocultos impresionantes- para poder seguir teniendo acceso a este tipo de joyas.

Y ahora, revisionistas del mundo, adoradlo.

Anuncios

Acerca de Bailar de arquitectura

Licenciado en sociología y postgrado en Técnico de Integración laboral. Profesional con amplia experiencia en el ámbito de la comunicación, tanto en la relación con medios de comunicación como en el uso de las nuevas tecnologías. Experto en creación de estrategias integrales de comunicación. También con experiencia desde los medios de comunicación, dirigiendo y presentando 150 programas de radio (25 de ámbito nacional y 125 de ámbito autonómico). Experto en gestión de proyectos. Especialmente en tres ámbitos: proyectos sociales, emprendedores y startups y cultura. Análisis e investigación. Responsable y/o creador de diversos estudios en el ámbito social y en el sector de las nuevas tecnologías. Community Manager. Responsable de la gestión de diversas comunidades virtuales, y la dinamización de un gran número de acciones como concursos, sorteos, recogida de ideas, etc. entre ellas destaca un caso de éxito en las redes sociales como los premios Responshabilízate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s